Tel: (011) 4861 1588
Av. Corrientes 3296 - Abasto - Capital Federal

Tango y Abasto

El Barrio Del Abasto

El Abasto no existe formalmente como Barrio. Es un área de la ciudad que se ubica entre los barrios Balvanera y Almagro.
El Barrio del Abasto es una invención popular ya que en esta zona existía el antiguo Mercado Del Abasto (abastecimiento de productos central) que actualmente mantiene su fachada pero se ha convertido en un importante centro comercial.
El Mercado del Abasto fue durante décadas el corazón de la ciudad.

El tango en el Abasto tiene una larga historia.

tango en el abasto escuela

Tango En El Abasto: Los Artistas De Tango

El Barrio del Abasto se identifica como auténtico Barrio de Tango. Aquí han nacido, trabajado y vivido una cantidad llamativa de artistas tangueros.

Carlos Gardel pasó su primera juventud en el Abasto.
Es por esto que popularmente se lo llama “El Morocho del Abasto”
Para honrar su historia con el barrio se ha creado un pasaje peatonal con su nombre donde se ubicó una estatua conmemorativa muy bonita.
Otros famosos músicos tangueros que nacieron o vivieron en el Abasto son:

Lucio Demare,
Osvaldo Pugliese
Aníbal Troilo
Roberto Rufino
(Y muchos más)

 

El Abasto: Un edificio Art Decó

El imponente mercado del Abasto llama la atención de los visitantes por su singular fachada monumental estilo Art Decó con visos de Brutalismo.

Nuestra escuela de tango fue elegida por la privilegiada vista sobre la fachada del Abasto. Se buscó que los alumnos se inspiren utilizando todos los sentidos. Las ventanas de Divino Estudio Del Abasto son una postal de tango.

A fines de la década del 90 hubo una fuerte inversión de capitales extranjeros que transformó el barrio en un núcleo turístico pero manteniendo su carácter auténtico y definitivamente ligado al tango.

Hoy el Abasto alberga artistas, músicos, galerías de arte y diversos negocios especializados en cultura porteña y tango.

 

Tango En El Abasto

El Divino Estudio del Abasto funciona en el edificio más bello del barrio. Su fachada se enfrenta a la del Mercado del Abasto y ambos predios fueron construidos por la misma época.

Bailar tango en el Divino Estudio es una propuesta mágica y pasional no sólo para el cuerpo sino también para los ojos.